Querida Soledad…

Nadie está mejor acompañado que el que aprende a estar solo, así que gracias mi querida soledad…

Mi Camino hasta encontrarte, mi querida soledad

La vida me ha llevado a encontrarme con la soledad. No sabia que iba ser así, no sabia que ese era mi recorrido, pero mis circunstancias, experiencias, vivencias, me han llevado a conocerla.

Y la soledad asusta, la soledad es un término que no vemos bien, que no valoramos en positivo, que no reconocemos como algo válido, algo valioso.

Y yo creo que el trabajo de todos y cada uno en esta vida, unos de los caminos que tenemos que recorrer, una de las hazañas que tenemos que conseguir es encontrarnos con la soledad, con nuestra soledad.

Y por todas las circunstancias de mi vida y por todas las experiencias vividas, que también han podido ser duras o dolorosas, he llegado a un momento en el que estoy a gusto con mi soledad.

Que me acerco a ella y no me asusta, que de hecho la busco, la necesito, y para poder estar bien con los demás, para poder estar a gusto y tranquila con los demás, necesito mis espacios de soledad, necesito mi tiempo conmigo misma, necesito conectarme conmigo.

Conectarme conmigo

Cuando digo conectarme conmigo, en mi caso, personalmente, es conectarme también con una fuerza sobrenatural, conectarme con Dios, porque al escucharme yo, al pararme y sentir, siento que me conecto con Dios, siento que hay como una llamada, siento que Dios me habla, no me habla literalmente, pero cuando me dejo sentir, cuando me dejo ser, me ayuda, me muestra el camino, me guía,  me ilumina.

Y todo eso no quita el dolor, no quita el sufrimiento, no quita lo costoso que puede llegar a ser, pero te ayuda mucho, porque sientes que estas acompañada, que estas sostenida, que eres querida, que eres amada, y ante eso pues es como que todo lo demás no importa, porque tienes lo más grande y lo más grande es el Amor de Dios.

Y lo puedes ver en pequeñas cosas de tu vida o en grandes eventos también. Lo puedes ver en detalles, lo puedes ver en personas, en gestos, en palabras, en acciones, en vivencias, lo puedes ver en todas partes.

Y para verlo hay que estar súper atento también, hay que ser consciente,  hay que maravillarse. Maravillarse en el sentido de dejarse sorprender, de estar abierto, de no dar nada por sentado y aquello que te ocurra fuera de lo normal verlo como señales. Y esas señales te empujan, te ayudan,  te impulsan, y hacen que todo lo que ocurra bueno o malo, tenga otro sentido.

Y en ese otro sentido, ves que hay un hacer, una obra, un trabajo, una llamada. Y puede sonar como muy de fantasía, de imaginación, pero si te paras y escuchas tu soledad, yo creo que todos lo podemos sentir.

Si te paras y escuchas tu soledad…

Cómo podemos vivir la soledad

Bueno mi experiencia con la soledad y por todo lo que he dicho, la vivo con mucha calma, con mucha paz, con mucha tranquilidad, con mucha esperanza, muy conectada a la naturaleza, al mar, a los animales, a la tierra, y conectada con aquellas personas que fluyen, que no se dejan llevar tanto por los patrones sociales sino que se dejan ser a si mismos de forma más autentica, más real y fluyen con la vida. Y ellos son también como mensajeros y parece como que unos y otros nos mandamos mensajes, somos intermediarios y nos damos señales y nos ayudamos.

Entonces ese concepto de que la soledad es negativa, o de qué horror estar solo, o no tiene nadie que le escriba, nadie que le quiera o como debe ser de especial, de raro, para que no esté con nadie, ¿no?. Yo quiero, prefiero, vivirlo y sentirlo muy distinto, como una riqueza, la riqueza de poder estar solo y sentirse pleno.

Y al fin y al cabo nacemos solos, morimos solos, así que más nos vale aprender a estar solos en el camino, en el camino de la vida. Creo que es un must, es una obligación de todos, el aprender en esta vida a encontrarnos, a encontrarnos de verdad, con nosotros mismos, con lo que somos, con lo que sentimos, con nuestro verdadero ser.

Es un camino que yo creo que es la mayor riqueza que podemos tener, porque siendo así, sintiéndonos así, es como más plenos nos vamos a sentir, y más vamos a poder dar, porque damos desde nuestra verdad, y eso no tiene precio, porque ¿qué bonito es lo auténtico no? La gente que sientes que lo hace desde el corazón, desde su verdad, desde sus entrañas, es así como te sientes más unido a los demás.

Hasta que no te sientas cómodo estando solo, nunca sabrás si estas eligiendo a alguien por amor o por soledad.

SOCRATES

Os invito a hacer esa búsqueda

Y yo invito a todos a hacer esa búsqueda, la búsqueda de la soledad, también a ser bueno y paciente con uno mismo, a ser comprensivo, tolerante, a nunca darse por vencido, a nunca tirar la toalla, a saber que aunque tarde, aunque sea doloroso, cueste, el objetivo está claro, y ese es el camino y vamos  seguir en él hasta que veamos la luz. Y esa luz nos va a ayudar el resto de nuestra vida y nos va a acompañar y vas a sentir que tú eres tu mejor compañía, y tú eres el amor de tu vida.

Y si a eso le unes esa conexión divina con el Universo, con Dios, con aquello en lo que tú creas, que trasciende, que va mas allá, que te llama, que te guía, que te escucha, que te alienta, que te apoya, que te acompaña, pues poco más se puede pedir a la vida porque estarás en paz, y bueno la paz es algo que todos buscamos, la exterior y sobre todo la interior, estar en paz.

Revolución Gud

Y ojalá mas gente estuviese en paz porque el mundo sería muy distinto. Esta es la Revolución que queremos hacer en Gud, conseguir un mundo distinto y mejor, más en paz, más sincero, más autentico, más real, más verdad. Llegar a un lugar mejor donde todos cabemos.

Marina

Viajando hacia Ítaca

Soy viajera del mundo, siempre con curiosidad por conocer y descubrir nuevos rincones, paisajes, culturas, aunque ahora mi viaje más apasionante es el interno, hacia el interior de mi misma.

Me encantan los idiomas porque me ayudan a entender otras formas de pensar y de estar en el mundo y eso me abre la mente

Soy apasionada del mar, el fondo marino, la naturaleza y los animales y necesito estar cerca de ellos para sentirme bien

Me encanta la música, el canto, la fotografía, la lectura, el cine, el baile, y el arte en general que me eleva y me ayuda a crecer.

Escúchanos

Reproducir vídeo

Claves

Cuando te atreves a acercarte a ti mismo, a quedarte en silencio, a escucharte, cuando te atreves a no juzgarte, a no censurarte, cuando te atreves a dejarte ser, a dejarte sentir, a estar abierto y receptivo, a hacerlo con curiosidad y compasión….te descubres a ti mismo con sorpresa, descubres un nuevo mundo, un nuevo yo,  una nueva forma de estar, de sentir, de vivir, descubres nuevas creencias, posibilidades y sensaciones que estaban escondidas, te descubres con otros ojos, otra mirada y poco a poco, caminando lentamente, sin prisa pero sin pausa, empiezas  a aceptarte, a quererte más y mejor, con todo tu ser, con toda tu verdad. Y ahí empieza la verdadera aventura de tu vida, el viaje hacia ti mismo…un viaje apasionante del que te enamorarás.